24 May, 2016

¿Por qué en invierno no hay helado de palta en delBent?

Enamorados de la Palta: a esperar el calorcito.

Cuando llega la temporada de otoño e invierno nos ponemos muy tristes, tanto como ustedes, al encontrarnos con una importante escasez de palta para producir nuestros helados. Por eso hacemos hincapié en el carácter estacional de la producción de aquellos helados que requieren ingredientes de determinada época del año.

Ante todo, nos queda esperar hasta que vuelva el verano y disfrutar de las bondades de esta estación friolenta, o quizá, si algún enamorado de la palta nos pidiera especialmente una tirada casual de este tesoro helado, debería tener la fortuna de encontrarse con unos buenos kilitos del fruto y traérnoslo ♥. ¡Lo recibiremos con los brazos abiertos!

Los problemas de la palta en Argentina.

La oferta de paltas baja muchísimo con el frío: Muchas veces no está en su punto adecuado y sus precios se van por las nubes.

La causas son múltiples y tienen que ver con los ciclos climatológicos del árbol y sobre todo, con el desarrollo del sistema productivo del fruto en nuestro país. Las variedades de paltas que se cosechan en ésta época, como el Hass o Lula, no están disponibles en los procesos de distribución nacional y además se reservan para su exportación. Estamos ante un problema de escasa producción y distribución nacional, al punto que Argentina debe importar palta desde México, Perú y Chile.

Hace tan solo 30 años, la producción nacional de palta estaba en pañales. Actualmente, el cultivo y la producción del “Palto” creció muchísimo, sobretodo en Jujuy y Tucumán con diversas variedades, pero todavía tenemos problemas sin resolver entre los costos para la distribución y la real demanda del producto en Argentina.

El consumo de palta en nuestro país es muy bajo, no alcanzando los 100 gramos por habitante y por año. Otros países como Chile tiene un consumo de 3 Kg. por habitante al año, valor que en México sube a 10 Kg, lo cual provoca una adecuación natural de sus procesos productivos, resultando más rentables en el mercado nacional.

Cultivo, Variedades y Distribución.

El norte argentino, con suelos arenosos, ripiosos, y su bajo régimen de heladas son los más propicios para la producción del fruto. En nuestro país se cultivan distintas variedades de paltas a lo largo de la temporada que va desde abril a diciembre, comenzando con la variedad Lula desde abril a junio y continuando con la Hass desde mayo a septiembre, siendo esta variedad la más apreciada tanto en el ámbito nacional como en los mercados internacionales, fundamentalmente debido a las campañas publicitarias que incentivaron su consumo. Coincidiendo con la cosecha de Hass aparece la oferta de otras variedades de escaso valor comercial como la Tonnage, Pinkerton y otras.

En DelBent disfrutamos de la palta entre la primavera y el fin de año, cuando se cosecha la variedad Torres, de origen netamente nacional. Esta palta no es apta para la exportación dado a su gran tamaño, lo cual la convierte en la variedad que nos llega a los cordobeses en el mejor estado y al mejor precio.

De todas maneras, entre los destinos de esa producción, el mercado interno está representado casi en su totalidad por los ingresos al Mercado Central de Buenos Aires, mientras que Mendoza, Rosario y Córdoba generalmente reciben envíos esporádicos, mixturados con importaciones de otras variedades que llegan desde Chile y Perú.

Ciclo climatológico de la palta.

Los paltos son frutales tropicales o subtropicales. Por algo sus orígenes datan de hace 500 años en México. Entre los rasgos climatológicos que inciden en el desarrollo de la planta deben tenerse en cuenta, entre otros, la temperatura, humedad ambiental, las precipitaciones, la luminosidad y los vientos.

Todos estos factores no actúan aisladamente sino que se condicionan mutuamente, constituyendo una unidad climatológica donde alguno de los elementos pueden actuar como limitantes.

Debido a su origen, el palto es sensible a las bajas temperaturas. El palto es perjudicado con temperaturas bajo cero. La fructificación es anormal cuando hay alternancia de días calurosos con días fríos.

En los años cálidos hay, en general, una buena producción; en cambio, en años irregularmente frescos ésta puede ser nula.

Las condiciones térmicas ideales para una buena fructificación son de 25º C de día y de 20º C de noche, aunque buena parte de las variedades hoy cultivadas producen fruto bastante bien con la siguiente situación térmica: media de 20 – 21º C, de noche de 15 -17º C y de día 22 – 26º C. Por debajo de estos valores la fecundación encuentra, en la mayoría de los casos, dificultades para producirse.

La humedad relativa ambiental también influye en la calidad del fruto y en la sanidad de la parte aérea del árbol. Humedad alta induce a la proliferación de las enfermedades en hojas, tallos y frutos (antracnosis, cánceres, etc.). Se considera una humedad ambiental óptima aquella que no supera el 60%.

Los vientos se determinan según su incidencia como desecantes o fríos, que pueden trastornar la floración y fructificación, trayendo problemas de roturas de ramas y de plantas jóvenes.

En resumen.

Habrá que armarse de paciencia hasta que vuelva el verano. Mientras tanto, nosotros queremos proponerles una relación más divertida con los helados artesanales, tal como se vive en su cuna italiana. ¡Prueben nuevas opciones y disfruten de los frutons que nos ofrecen los climas otoñales! Hay cítricos, frutos secos y los infaltables cremosos que nunca nos dejan solos.

La cultura industrial del helado en Argentina ha provocado una costumbre de consumo repetitivo de los sabores, cosa que en algunas propuestas como nuestro helado de palta, es naturalmente imposible, sobretodo si se trata de una producción artesanal. La idea de ofrecer ciertos helados diariamente en nuestra vidriera no coincide con nuestro afán de brindar un producto de calidad, obligándonos a producir helado, sin importar el estado de sus ingredientes. Por otro lado, tampoco coincide con los ciclos naturales del árbol en cuestión, aunque además nos encontremos con un problema de producción y distribución nacional de este alimento.


 

fuentes:

Particularidades del cultivo de Palta Hass: http://inta.gob.ar/documentos/produccion-de-palta-hass

Cultivo de Palta: Aspectos técnicos: http://www.agrobit.com/Documentos/G_2_Microemp/MI000002pa.htm

La Palta gana terreno en Argentina: http://www.aianer.com.ar/noticias/175_la-palta-gana-terreno-en-argentina-.html#.V0TKEJHhDIU

Cultivar palta es buen negocio:  http://www.produccion.com.ar/2000/00nov_04.htm

Cultivo de palta: actividad comercial en la Argentina y Tucumán: http://www.eeaoc.org.ar/upload/publicaciones/archivos/295/20121221115241000000.pdf